.

.

26 de abril de 2017

Trenza de hojaldre

Hoy os traemos un básico: una trenza de hojaldre que admite muchos rellenos, tanto dulces como salados.

Es muy fácil de preparar y puede sacarnos de un apuro ante visitas imprevistas.


Ingredientes
1 lámina de hojaldre casera o comprada
relleno elegido (en nuestro caso chocolate)
1 huevo batido


Preparación

Precalentamos el horno a 180º.

Forramos una bandeja apta para horno con papel de hornear.

Extendemos la lámina de hojaldre.

Pondremos el relleno en el centro dejando espacio en los bordes tanto superiores como laterales.

Haremos unos cortes en los bordes inferior y superior para poder sellar el relleno y evitar que nos escape durante la cocción.

En ambos lados del relleno practicaremos, con la ayuda de un cuchillo afilado, cortes en diagonal de unos 2 cm aproximadamente.

Cogemos las tiras que hemos cortado en ambos lados y las vamos cruzando formando una trenza.

Pincelaremos con huevo batido con la ayuda de un pincel.

Si la trenza es dulce podemos espolvorear azúcar, almendras crudas laminadas, piñones, avellanas, semillas de amapola...

Si la trenza es salada podemos espolvorear hierbas aromáticas, semillas de sésamo, quesos rallados, pipas de calabaza...


                         

Ideas de relleno dulce: chocolate, nutella, cabello de ángel, crema pastelera, manzana asadas, fruta...

Ideas de relleno salados: jamón y queso, con pisto, espárragos verdes a la plancha, espinacas...

Los rellenos deben estar a temperatura ambiente para no ablandar la masa.